Mascarillas naturales para prevenir las arrugas

Todos estamos de acuerdo con que descubrir las primeras arrugas es feo, sin embargo es importante aclarar que las líneas de expresión no significan que estés vieja. En todo caso, es bueno explicar que existen diferentes formas de envejecimiento y  que nada tienen que ver con la edad y que unas buenas mascarillas naturales no puedan quitar.

Hay varios tipos de mascarillas naturales y envejecimiento, uno de ellos es el cronológico, que es natural y está vinculado al paso de los años. Es imparable y absolutamente natural,. No olvidemos que hay personas que genéticamente se conservan mejor que otras, pero para este caso lo recomendable, es cuidarse por lo menos desde los 25 años, con una limpieza minuciosa y buenos hidratantes. Tambien existe el fotoenvejecimiento, el cual es producido por la acción del sol y la luz. Se muestra en manchas, arrugas, sequedad y falta de tonicidad, que nos hace parecer varios años más viejos. Para este caso, es importante el uso de buenos protectores solares y respetar los horarios recomendados para exponerse al sol. También se recomienda utilizar productos que protejan la piel aunque no sea verano, con un factor de protección importante.

Después de las mascarillas naturales le recomendamos un buen baño de inmersión, con el que sentirá placer. En invierno, el baño de inmersión es un gusto que te puedes dar especialmente antes de ir a dormir o para eliminar el estrés de la semana. No debe olvidar que la temperatura máxima del agua es de 37 grados. Tampoco debe durar más de 20 minutos o media hora.

Por lo general, las espumas perfumadas en la mascarillas naturales contienen aceites esenciales, estos suavizan la piel y es muy agradable ver esas burbujas volando por allí. Para eliminar los dolores después de una clase fuerte de gimnasia., es relajante e ideal un baño de sales marinas.

Otra opción es añadir un poco de aceite de almendras al agua, para que quede lustrosa y satinada. Lo importante es que antes de salir se de una ducha breve y tibia para no quedar tan planchada y para limpiar bien la piel. Le recomendamos una receta casera: mezclar medio kilo de sal marina con unas gotas de colorante vegetal el de las tortas y otras del aceite esencial que prefiera. Revolver con una cuchara de madera y añadir al baño sólo tres cucharadas del preparado. Disfrútelo

Recomendamos

Visite Otras Secciones