Tratamientos faciales

La piel es la principal protagonista en los tratamientos faciales o, mejor dicho, la epidermis de las personas que siguen dichos tratamientos. La piel que es sana y fuerte, no ofrece dificultad para su cuidado; pero con frecuencia la piel delicada, tiene alguna afección, en estos casos exige un cuidado especial, lo que se conoce como tratamiento facial.

Si este es tu caso debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Para evitar infecciones o contagios es muy importante la asepsia en todos los tratamientos
  • Al extirpar comedones, el instrumento o pinza debe desinfectarse previamente con antiséptico.
  • Si tienes algún granito reventado, tiene que ser desinfectado también aplicando sobre él una gasa humedecida en alcohol.
  • Nunca debes extirpar los granitos, ya que en este caso quedarían cicatrices en la piel. Deben ser desinfectados con alta frecuencia o rayos ultravioleta.

La esteticista no puede diagnosticar una enfermedad y proceder a su tratamiento, sino que debe actuar como eficaz intermediario entre la cliente y el dermatólogo.

La esteticista ayudará en lo posible en el tratamiento de estas afecciones cutáneas, ya que algunas requieren solo la visita a un médico de cabecera o serán simples problemas temporales.

Recomendamos

Visite Otras Secciones