Los masajes y su vital importancia

Desde la antigüedad los masajes han sido considerados una herramienta terapéutica, que el ser humano ha utilizado para tratar los dolores corporales de una forma natural. Su desarrollo y evolución ha sido paralelo a nuestra sociedad, hoy son considerados parte del tratamiento terapéutico más utilizado, gracias a su eficacia.

El objetivo principal de los masajes es producir efectos relajantes, y de esta forma proporcionar bienestar general al paciente. Para cumplir su objetivo existe variedad de masajes que se pueden aplicar en cada caso.
Los masajes deben ser aplicados sin causar ningún dolor, el masajista debe tener en cuenta que las zonas corporales en las que trabaja suelen estar sensibles a la estimulación. Lo más probable es que causen alguna molestia al paciente, debe prestar atención a las reacciones de reflejo del paciente. Además debe aplicarlos de manera progresiva y en principio extensa para que así, pueda ir  concentrándose sucesivamente en aquellas áreas mas limitadas y tensas.

La mayoría de tipos de masajes cumplen la función de aumentar la circulación de esta manera favorecen el retorno venoso. Resulta de gran ayuda cuando se trata de drenar los excesos producidos por el aumento de filtración capilar en la linfa que suele formarse en las áreas edematosas.

Recomendamos

Visite Otras Secciones