Tratamiento relajante con piedras calientes

Los masajes con piedras son una forma de terapia que funciona empleando varias y distintas piedras a temperaturas variables. Cada piedra es colocada con una determinada temperatura en puntos específicos del cuerpo. Estas piedras son utilizadas para poner presión sobre los músculos y relajarlos, las piedras son excelentes para incrementar  la presión y activar los canales que contienen energía.

Este tipo de masajes alterna piedras frías y calientes, cada piedra es colocada con masajes en el cuerpo. Las piedras calientes tienen la misión de relajar los músculos y las frías le dan fuerza y vigor al organismo. Para cada zona del cuerpo hay una piedra diferente. Las personas que han vivido esta experiencia, han sentido no solo alivio a nivel físico, han sentido alivio espiritual. Se ha considerado que este tipo de terapia induce a la meditación profunda y ayuda a superar problemas específicos;  es una alternativa ideal para aliviar el estres, las molestias causadas en el sistema nervioso y hasta la hiperactividad.

Hasta para los masajistas que están aprendiendo esta técnica resulta ser algo intuitivo. Ellos mismos han manifestado que los ayuda a descubrirse a si mismos y a desarrollar una espiritualidad superior. Dentro de los beneficios mas conocidos tenemos el alivio del dolor crónico, es una excelente opción para desintoxicar el cuerpo, desaparece los malestares que se puedan tener en el cuello y espalda. Es capaz de reducir los niveles de estres y de lograr la máxima relajación y lo mas importante es que sus efectos son muy parecidos a los que otorga un masaje profundo, pero en menos tiempo.

En conclusión, se puede decir que es una terapia saludable, no origina ningún daño y es muy favorable para la salud del cuerpo y de la mente.

Tags: , ,

Recomendamos

Visite Otras Secciones